19th Ave New York, NY 95822, USA
editorial | Num.328
Comunicación en salud

Este verano del año 2020, año de la pandemia, he encontrado más tiempo para la lectura.

Desde mi recuerdo señalo en primer lugar dos libros que he leído con gran interés, por ser de actualidad y prácticos; seguro que van muy en la línea de cuanto la revista Labor Hospitalaria intenta decir sobre Comunicación, aunque centrada en salud: “Desconecta”, de Marc Masip (2018) y “Todo lo que tienes que saber sobre la vida”, de Enrique Rojas (2020).

“Vivimos en una sociedad anestesiada”, dice Enrique Rojas. Una sociedad llena de cosas positivas, grandes avances tecnológicos y súper informada, repleta de noticias, datos, cosas que nos llegan de aquí y de allá, donde se mezcla lo terrible, lo malo y lo neutro. Parece que las noticias buenas no existen, salvo los eventos deportivos, y los presentadores de los telediarios abren con temas duros para impresionarnos. Me decía un periodista español muy conocido en petit comité:

“Me interesan los escándalos y contarlos con detalle, con minuciosidad, porque a la gente le gusta lo escabroso…”

Y eso es así. Hoy el ser humano está como narcotizado, anestesiado, adormecido, en una especie de letargo hipnótico, cloroformizado. Bombardeado con muchas cosas que, generalmente, lo dejan abrumado y sin resortes para reaccionar a todo eso….

De ahí el otro libro, “Desconecta”, donde el autor manifiesta que es difícil decir ¡basta! pero nuestra vida no puede estar en manos de un teléfono, tablet, ordenador… Hemos de pensar, intuir, evaluar y gestionar bien las redes, en función de las necesidades. No dejarse llevar por la corriente. Adquirir lo que necesitamos y no lo que digan los otros. Ser uno mismo. “El uso que damos a las tecnologías convierte al individuo en un ser antisocial”, dice el autor (pág.169). Vivir despiertos y entender lo que sucede y el por qué es hoy una virtud poco usual.

Y seguimos hablando de libros “para leer y reflexionar”: “Las claves de la comunicación para el liderazgo”, de Miguel Udaondo (2020). Un manual útil, necesario para saber comunicar. ¡Y cuánto hay que comunicar en salud! –desde la Gerencia de un hospital, pasando por los médicos, enfermeras y servicios diversos-.

Aprender a comunicar, una asignatura clave, para que la comunicación sea clara, efectiva, tenga éxito. El uso de la palabra adecuada, el tono, los gestos, el mensaje. “Somos lo que decimos y, sobre todo, cómo lo decimos” (Refranero popular español). Hemos de escuchar lo que decimos, mejor, sentir lo que decimos. Decía Zenón de Citio: “La naturaleza ha dotado al hombre de una boca y dos orejas, para que escuche el doble de lo que hable”. “Habla para que yo te vea”, decía Sócrates. “Tardé dos minutos en preparar un discurso de dos horas -decía Churchill- y dos horas un discurso de dos minutos”. Seguro que se refería a que la comunicación debe ser breve y atractiva.

Y si se trata de comunicar valores, personales o institucionales, el mejor medio es el ejemplo. Necesitamos herramientas para comunicar y este libro nos las ofrece.

Debemos estar convencidos de que, además de los desarrollos científicos especializados, es necesaria la comunicación entre disciplinas, nos dice el Papa Francisco (Cfr. Encíclica “Fratelli tutti” nº 204). Y será útil retomar también de la misma Encíclica todo el capítulo sexto, Diálogo y amistad social.

“Comunicación en salud” es el tema que la revista Labor Hospitalaria ofrece a sus lectores; un abanico de temas centrado en dos palabras clave: comunicar bien, de modo que ayude a la salud de la persona, salud integral, de ahí la globalización de esta comunicación.

De ahí también que la comunicación sea verdadera, el influjo saludable, exista una buena formación para comunicar, y que las buenas relaciones interpersonales y las experiencias sean positivas y nos ayuden como modelos. Esta es, en síntesis, la oferta que hace LH con el presente número. Amigos lectores, con vosotros y para vosotros.

 

José Luis Redrado O.H.
Director

Labor Hospitalaria cambia de dirección

Los Hermanos de San Juan de Dios, a partir del año 2021, unificarán las tres Provincias españolas en una única Provincia. La revista Labor Hospitalaria estará integrada en dicha Provincia y mantendrá sus objetivos de formación y animación en las tres áreas – humanización, pastoral y ética de la salud.

Pero a partir de enero 2021 el Hno. Calixto Plumed será su nuevo director y quien organice el nuevo equipo de dirección de la misma.

Con este número nos despedimos; una despedida agradecida. Hace ocho años que se nos ofreció la dirección y formamos un equipo que ha dado lo mejor de sí como personas y profesionales.

A ellos, en particular, va este agradecimiento de la Orden Hospitalaria. Mi agradecimiento va también a tantos profesores y profesionales de las diversas materias que nos habéis ayudado con vuestros temas. Un gracias, cómo no, a los lectores que nos seguís asiduamente; sin vosotros no existiría la revista.

Nos despedimos después de ocho años inolvidables, sabiendo que entramos a formar parte de la historia de una revista que ha contribuido eficazmente al cambio y progreso de la pastoral de la salud a través de numerosos artículos, números monográficos, experiencias y noticias.

Dejamos en buenas manos una revista viva con ganas de crecer. Este ha sido siempre el deseo y reto que hemos tenido presente y esperamos ser superados en el futuro. Es el buen augurio que deseamos a su nuevo director y equipo. Buena suerte. Buen acierto. Buen progreso.